Cómo la gamificación puede dinamizar un evento

La gamificación empieza a consolidarse en España como una de las tendencias de más éxito en los últimos tiempos, considerándose como una valiosa aliada para incentivar a trabajadores de áreas como recursos humanos, comercial o marketing, pero qué pasa con los directivos y gerentes empresariales.

cec14-255x299

En el Customer Experience Congress 2014 nos atrevimos a gamificar a un colectivo de más de 200 directivos y gerentes de empresas nacionales y multinacionales.
Usamos la gamificación como una herramienta potente para favorecer la participación de los asistentes en las diferentes actividades planificadas, amenizar el desarrollo de las tareas, e incentivar los comportamientos deseados, consiguiendo además que los participantes se diviertan.  Un completo ejemplo de gamificación que basa su éxito en introducir retos de superación, alrededor de una narración original y divertida.

El objetivo de la acción era convertirse en el “Superhéroe del Customer Experience Congress”, consiguiendo la máxima puntuación en los diferentes superpoderes (networking, knowledge e influence). El gameplay se basaba principalmente en una serie de cartas (similares a las de los juegos de rol) que los asistentes al evento recibirían en diferentes lugares y momentos del Congreso y que aumentarían su poder escaneando el código QR impreso en cada tarjeta.

El juego puntuaba tanto la actividad del usuario en redes sociales antes y durante el Congreso, como la interacción con otros asistentes y la asistencia activa a las conferencias.

Desarrollado íntegramente para móvil e incorporando las redes sociales como parte esencial del juego, los directivos y gerentes que acudieron al evento acogieron de forma extraordinaria el reto. Un 47% quiso convertirse en el superhéroe del congreso registrándose en el juego, participando de manera activa casi una cuarta parte de los asistentes.

Gracias a esta estrategia de gamificación, se aumentó la notoriedad del evento, fomentando la inscripción y asistencia, pero sobre todo, cumplió con el objetivo fundamental: motivar el aprovechamiento del evento y el networking de una forma divertida.

Compartir este artículo:
Facebooktwittergoogle_pluslinkedin