¿Qué es el Lifelogging y por qué cambiará nuestra vida?

Lifelogging

Un nuevo fenómeno está surgiendo. Gente de todo el mundo ha comenzado a llevar un minucioso registro audiovisual de su vida. Dicen que los hace más saludables, más conscientes de su presencia en la vida y en mejores condiciones para apreciarla.

El avance de las nuevas tecnologías ha provocado en la gran mayoría de la sociedad un cambio de comportamiento y de costumbres. Son muy pocos los que no deciden contar su vida a través de las redes sociales

Pero además, el aumento de la capacidad de almacenamiento digital, la miniaturización de los dispositivos de grabación y el omnipresente GPS, nos está creando la necesidad de acumular y sobre todo mostrar, cada momento de nuestra existencia. Esto significa que podremos revisitar cualquier momento de nuestro pasado.

Esto es Lifelogging

Gordon Bell, ingeniero informático, fue uno de los pioneros en esto del Lifelogging. Debido a lo incómodo que le parecía transportar papeles de un lado para otro, optó por guardar digitalmente todos sus documentos y fotografías. A partir de ahí su apetito de guardar más datos creció y decidió crear un software que guardara automáticamente todo lo que su vida generaba. Para ello buscó a dos investigadores de Microsoft: Jim Gemell y Roger Lueder. De sus manos salió la última “moda” en  material tecnosocial, el llamado Lifelogging o la actividad de registrar todos y cada uno de los hechos de una persona.

En realidad, el concepto del Lifelogging no es nada nuevo; desde las primeras webs personales, el uso de cámaras digitales, pasando por los blogs, redes sociales, etc.

Explosión de Lifelogging

Google_Glasses_of_the_Future_02915Como en otras ocasiones, la verdadera explosión del Lifelogging ha venido de la mano de Google. Concretamente de Google Glasses, las lentes digitales que proporcionan al usuario la facilidad de grabar todo lo que ven sus ojos y ampliar virtualmente la información sobre su entorno.

Con una visión clara de lo que Google Glasses va a significar para el público, muchos otras compañías se quieren subir a este carro. Lo último en esta nueva moda de captar cada instante de tu vida es MEMOTO. Se trata de una cámara  de forma cuadrada, del tamaño de una chapa, que no tiene botones y que sé activa al colgarla a la ropa con un clip. Toma de manera automática fotografías referenciadas geográficamente, una cada 30 segundos, es decir, si se utiliza la cámara 12 horas al día se realizar 10.000 fotos a la semana. Lo interesante es que estas fotos se pueden subir diariamente a Internet, y tener un gran archivo de nuestra vida que puede ser accedido por fechas o lugares, e incluso compartido en nuestras redes sociales si así lo queremos.

Memoto-Camera_1

Ventajas e inconvenientes: reflexiones

Lifelogging puede aportar mucha riqueza a la vida personal y  abre posibilidades nuevas en cuanto a investigación médica, sociológica, e incluso de marketing y publicidad, pero la dualidad de su concepto no deja de ser controvertida. Todos queremos tener recuerdos de nuestro paso por la vida, pero no podemos evitar preguntarnos, en ese futuro en que cada uno de nuestros pasos estaría registrado, ¿en qué escalón quedaría nuestra libertad y el derecho a la privacidad?

Interesantes cuestiones se abren  respecto a esta práctica. El Lifelogging puede ofrecernos una memoria asombrosa y precisa, pero, ¿qué pasa con la capacidad y práctica de nuestra memoria natural?, ¿dónde se queda la privacidad de las personas?

A veces es bueno que dejemos a la mente descansar, ser más creativa, desviar el pensamiento hacía otras cosas, pero si no la ejercitamos, si caminamos por la vida sin analizar cada cosa en el momento, pensando que tiene remedio, que luego vamos a llegar a casa y podemos analizar qué ha sido de nuestro día, sin esfuerzo, si no vamos a poder olvidar aquello que nos duele, si analizamos todo lo vivido con el más mínimo detalle, la vida no se vivirá “como se debe”, o ¿acaso no es divertido intentar recordar alguna historia y poder teñirla con detalles especiales e incluso fantasiosos?, siempre lo hacemos para maximizar una experiencia, algo que se perderá por completo frente a las pruebas que nos reporta el Lifelogging.

Es imposible vivir sin relacionarse. Casi todos tenemos redes sociales y compartimos a través de ellas nuestras vacaciones, fiestas, momentos familiares, etc. pero, todos también tenemos algún secreto o simplemente algo que consideramos tan íntimo que nos lo quedamos  que se sepa ¿Existe un punto medio entre ambas cosas?

Compartir este artículo:
Facebooktwittergoogle_pluslinkedin