La carrera por la Inteligencia Artificial

Recientemente, la plataforma de inteligencia artificial (IA) de Google, llamada AlphaGo, consiguió algo que hasta ahora se considerada fuera del alcance del estado actual de las máquinas: vencer a un gran campeón humano en el juego del Go.

Este juego, al contrario que el ajedrez, que en presenta una media de 35 opciones para cada movimiento, ofrece más de 250 posibilidades distintas, lo que hace imposible que el mayor superordenador actual pueda computar todas ellas y predecir futuras jugadas.

El Go es un claro ejemplo de cómo la IA utiliza algo más que puro cálculo (el clásico punto fuerte de los ordenadores), necesitando además estrategia, experiencia e incluso algo que podríamos llamar intuición.

 

Este hecho, no es una mera anécdota, sino que es una clara señal de la carrera por dominar el mercado de la IA en los próximos años, una carrera en la que están participando activamente compañías como Microsoft, Facebook o el propio Google. Este último, adquirió en 2014 por 400 millones de dólares a la compañía DeepMind, especializada en IA basada en el aprendizaje.

Dominar la IA es la próxima meta de estos gigantes de la tecnología, ya que sus consecuencias serían de un gran valor para la economía. En breve veremos cómo los servicios de IA en la nube, que ahora son de uso privado para las propias compañías (como el sistema de reconocimiento facial de Facebook , o los asistentes personales Cortana, Siri o Alexa, de Microsoft, Apple y Amazon respectivamente), se empiezan a poner a disposición del resto de empresas y desarrolladores, haciendo tangible la tan ansiada IA y popularizando los todavía impensables servicios que nos ofrecerá. Sin duda, esta será la nueva revolución digital.

 

 

Compartir este artículo:
Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *